Semana mundial de la lactancia materna

Desde la Secretaría de Salud, a cargo de Romina Bruno, informamos sobre las actividades que se llevarán a cabo en la Semana Mundial de la Lactancia Materna.

Desde el 1 al 7 de agosto, se desarrollaran diferentes actividades que  realizara el Servicio de Nutrición del Hospital de  Villa Nueva, en la Semana Mundial de la Lactancia Materna.

Este año bajo el lema “Empoderémonos ¡Hagamos posible la lactancia materna! Con este lema quiere hacer un llamamiento a los gobiernos, sindicatos, empleadores y organizaciones de la sociedad civil para abogar e implementar soluciones innovadoras e inteligentes que conduzcan a la igualdad de género y a mejores tasas de lactancia materna.

Aunque tradicionalmente se considera que la lactancia materna está en el dominio de la madre, cuando los padres, las parejas, las familias y la sociedad la apoyan, las tasas de lactancia materna aumentan. La lactancia materna es trabajo en equipo asistencial del padre del niño y mayor satisfacción en general.

La falta de apoyo para los padres en el trabajo es una de las principales barreras para la lactancia materna óptima. La protección social de los padres con igualdad de género en todas sus formas (permiso parental, de maternidad, de paternidad o familiar) puede ayudar a crear el entorno propicio para la lactancia materna en el contexto del trabajo.

La lactancia materna es la forma ideal de aportar a los niños pequeños los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludables. Prácticamente todas las mujeres pueden amamantar, siempre que dispongan de buena información y del apoyo de su familia y del sistema de atención de salud.

La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva durante seis meses, la introducción de alimentos apropiados para la edad y seguros a partir de entonces, y el mantenimiento de la lactancia materna hasta los 2 años o más.

Desde el servicio de Nutrición apoyamos y brindamos educación nutricional a las madres para promover la lactancia materna exclusiva durante los primeros  6 meses de vida y a partir de allí introducir la alimentación complementaria.

Por ende planteamos diversas actividades a realizar durante esta semana del 1-7 de agosto para promover la lactancia materna exclusiva, las cuales involucran:

-Se visitarán diferentes instituciones de la ciudad entre ellas bancos, bares, restaurantes, negocios, sala cuna, escuelas, guarderías privadas, en todos los ámbitos de la municipalidad, en donde se brindará asesoramiento nutricional de los beneficios que trae aparejado la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida tanto para la madre como para niño. En dichos lugares se expondrá el logo con el lema “Empoderémonos, ¡hagamos posible la lactancia materna!” como apoyo para la mujer que quiere amamantar en ese sitio.

_Por otro lado, en el Hospital se van a transmitir imágenes en la sala de espera en la cual se promueve la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida y se realizará educación alimentaria sobre los beneficios, mitos y realidades, dificultades, posiciones para amamantar.  Desde las redes sociales de la municipalidad y el Hospital de Villa Nueva se promulgará información actualizada sobre la lactancia materna transmitiendo diferentes infografías en donde se apoye a las madres que amamantan en distintos lugares. A su vez, se van transmitir a diversas fotos de mujeres reales que estén amamantando como apoyo a la lactancia materna exclusiva, la idea es que sea mujeres villanovenses.

_El sábado 3 de agosto el servicio de nutrición acompañará a las jornadas de capacitación “Lactancia Materna en la Familia de Hoy- Mamás reales” a realizarse en el Auditorio del Hospital Pasteur, acompañando las actividades de nuestra localidad vecina.

 

Mitos y realidades sobre la lactancia y la estética y la alimentación de la madre

La lactancia deforma los pechos

Realidad: El principal cambio del pecho se produce durante el embarazo, independientemente de que la madre lacte o no. En todas las mujeres los pechos se van deformando poco a poco en función de la edad, factores genéticos, cantidad de grasa corporal…

Tienes que beber mucha agua, tienes que beber mucha leche, tienes que comer más…

Realidad: La madre debe seguir una dieta variada y equilibrada, por encima de las 1800 calorías y beber el líquido que le apetezca según su sed. La producción de leche no mejora al comer en exceso, ni al tomar más leche, ni beber más líquidos.

No deber comer determinados alimentos porque cambia el sabor de la leche o porque al niño le darán gases.

Realidad: Los cambios en el sabor de la leche según los alimentos ingeridos por la madre, favorecerá que el bebé acepte los nuevos sabores cuando se introduzca la alimentación complementaria. Ningún alimento consumido por la madre provoca gases en el niño.

Hay que organizar el horario de las tomas (diez minutos de cada pecho cada tres horas), para que el bebé se regule y aprenda.

Realidad: La lactancia materna debe ser “a demanda”, sin horario fijo, permitiendo que el bebé decida cuándo y cuánto comer, ya que la succión frecuente y el vaciado de la mama

son los principales estímulos para asegurar una producción abundante de leche.

Si le das cada vez que pide lo malcrías.

Realidad: Los bebés no solo necesitan la leche que les alimenta sino también contacto físico y cariño, fundamentales para un apego seguro, que será la base de su confianza y autoestima futura.

Se debe dar siempre de los dos pechos en cada toma.

Realidad: El primer pecho se debe vaciar bien antes de ofrecer el otro, para que el bebé obtenga la leche más rica en grasas que sale al final y mantener la producción de leche. Algunos bebés solo toman un pecho en cada toma.

Lo normal es que dar el pecho duela.

Realidad: El dolor en la lactancia indica que algo no va bien. Es un signo de mal agarre, infección u otros problemas en la mama.

Si tienes el pecho pequeño, tendrás poca leche.

Realidad: Las mamas están compuestas de tejido glandular (donde se produce la leche), tejdo graso y tejido conectivo de soporte. El tamaño de la mama no influye en su capacidad de producir leche, ya que depende más de la cantidad de grasa, que del tejido glandular.

Si no te gotean los pechos entre tomas es que no hay suficiente leche.

Realidad: El escape de leche, entre tomas o durante la toma, obedece a un reflejo de eyección potente o un bajo tono de la musculatura que envuelve los conductos galactóforos que drenan en el pezón, que no cumplen bien su función de esfínter. No indica que exista una gran producción.

El calostro no alimenta.

Realidad: El Calostro tiene una composición ideal como primer alimento del recién nacido, con un alto contenido en proteínas y factores de defensa.

No tengo suficiente leche porque con el sacaleches me extraigo muy poca.Realidad: La cantidad que se extrae con un sacaleches suele ser mucho menor que la leche real disponible para el bebé y que él si puede sacar.

Mi leche es aguada, no alimenta.

Realidad: La primera leche que sale del pecho, al comenzar la toma, contiene más lactosa y su aspecto es más acuoso. La parte final de la toma contiene más grasas y es más densa.

Los sustos, disgustos o impresiones fuertes te pueden cortar la leche.

Realidad: De forma transitoria, en situaciones de estrés elevado se puede inhibir el reflejo de eyección, dificultando la salida de la leche. En estos casos hay que amamantar con frecuencia, para vaciar bien el pecho y evitar que la retención de leche termine disminuyendo la producción.